Reseña escrita por Pere Sbert ”FZero”

Hay juegos que sólo pueden definirse como grandes incomprendidos, juegos a los que no se valora por lo que ofrecen si no por lo que prensa y público esperan que ofrezcan. En esas ocasiones, esta discrepancia genera un aluvión de críticas negativas a obras que no se las merecen. En este sentido Quantum Break elevó a un nuevo nivel lo que es la incomprensión de un videojuego; el porqué de esta afirmación la tienes a continuación.

El juego comienza de forma espectacular, dando a su público todo lo que se espera de un juego de acción en tercera persona: cinemática tremendas, personajes bien construidos, un argumento absorbente, y una narrativa más que notable. Hasta aquí, todo bien. Sin embargo, cuando empiezan los disparos, como jugador tienes una sensación extraña, como si algo no terminase de encajar: Jack (el protagonista) se siente lento hasta cuando corre, no tiene buena puntería, se cubre torpemente, tampoco tiene la opción de atacar ni defenderse en combate cuerpo a cuerpo, no existe la opción de hacer un acercamiento sigiloso…

Llegados a este punto es fácil que pienses ¿Pero qué es esto?, ¿Qué narices está pasando aquí?, esto no está bien; puede parecer que a Quantum Break “le faltan cosas”, o simplemente que el juego está mal hecho. Nada más lejos de la realidad, de hecho hay un explicación muy sencilla a todo esto, una que puede no gustar a todo el mundo y que pocos compartan, pero la explicación está ahí: Decisiones de diseño.

La realidad es que en Remedy Entertainment, con este título, tomaron una decisión tan salomónica como arriesgada, una decisión de diseño que aplicó al pié de la letra en el juego: en Quantum Break TODO depende de los poderes de manipulación del tiempo que tiene protagonista. 

¿Jack se siente lento? si, pero tiene no uno, si no dos poderes para desplazarse a grandes velocidades por el escenario, lo que suple la inexistente opción de sprintar. Tiene un poder para detener el tiempo alrededor de sus enemigos y así inmovilizarlos, lo que compensa su poca puntería. También tiene un “escudo de tiempo” que sirve a modo de cobertura portátil, una opción mucho más eficaz que parapetarse tras cajas y muros. Cuando usa la carrera temporal puede realizar ejecuciones cuerpo a cuerpo, de forma similar a las mecánicas de sigilo de otros juegos.

Como te decía, absolutamente todo lo que puedes hacer (menos andar) depende, en mayor o menor medida, de la habilidad de Jack para manipular el tiempo. Así que, para disfrutar de Quantum Break es imprescindible entender y aceptar que todo el juego está construido alrededor de las mecánicas producto de los poderes del protagonista y que, sin ellos, no es que los combates sean mediocres, planos y aburridos, es que carecen de sentido porque están diseñados pensando en esos poderes.

Es precisamente por este motivo por lo que hay tantos jugadores desencantados con la obra de Remedy, que no deja ver todo su potencial hasta casi la mitad del juego.

Para disfrutar de Quantum Break es imprescindible entender y aceptar que todo el juego está construido alrededor de las mecánicas producto de los poderes del protagonista.

En los primeros compases apenas dispones de un par de estas habilidades y hay que admitir que se tarda más de lo deseable en aprender el resto. Pero cuando tienes a tu disposición todo el arsenal de poderes de Jack… ay amigo/a… no te haces una idea de como cambia todo, y entonces es cuando Quantum Break se disfruta de verdad. Cuando empiezas a combinar poderes y a utilizarlos de forma cada vez más creativa, cuando tus dedos dejan de simplemente apretar botones y se mueven con intención por el pad como si de una compleja coreografía se tratara, en ese momento entiendes porqué Quantum Break es excelente. 

Pero esta dependencia de los poderes de Jack no solo afecta a los tiroteos, si no que también puede verse en el resto de mecánicas del título: ¿Las partes en las que el juego adopta mimbres de plataformas? dependen de que manipules el tiempo. ¿Las partes de investigación? dependen de que manipules el tiempo, ¿Los puzzles? dependen de que manipules el tiempo, ¿Las búsqueda de coleccionables? dependen de que manipules el tiempo… incluso la mecánica de toma de decisiones hace uso de ello. Repito por si no he sido lo suficientemente claro: TODO en Quantum Break está construido alrededor de este Gimmick.

Por este motivo es un error pensar en este juego como en una aventura de acción “barra” shooter en tercera persona al uso. Compararlo con, por ejemplo, Max Payne 3, la saga Uncharted o Gears of War no tiene demasiado sentido, pues todos ellos basan su diseño en las armas y las mecánicas que de ellas se derivan, mientras que en Quantum Break la base jugable son los poderes, convirtiendo a las pistolas, escopetas y otras armas de fuego en tan sólo un complemento para estos.

Por lo demás, Quantum Break es todo lo que puedes esperar de un juego de Remedy: la historia es buena, el guión está bien escrito y se desarrolla de forma sólida a pesar de tocar un tema tan complejo como es el de los viajes en el tiempo. La interpretación es excelente, al nivel de unos actores del calibre de Shawn Ashmore, Dominic Monaghan, Aidan Gillen o Lance Reddick, por nombrar algunos. Técnicamente es un portento gráfico que luce estupendo en una Xbox One y que abruma en Xbox One X. Y como punto diferencial, destaca el hecho de que la trama avanza alternando entre lo que sucede durante el juego y una serie de acción real que se intercala entre los capítulos.

Remedy es un rara avis, uno de esos escasos estudios valientes que cuando tienen una idea se arriesgan y la ponen en práctica. Se nota cuando un estudio cree en su proyecto, en sus ideas, y disfruta desarrollándolas. Quantum Break es un perfecto ejemplo de ello: un juego atípico en planteamiento y propuesta jugable, que decepcionará tremendamente a todo aquel que busque en él “otro shooter muy bien hecho”, pero que si te dejas atrapar por su propuesta, disfrutarás muchísimo de lo que quiere ofrecer.

Te gustará si te gustó: Alan Wake, Max Payne, Vanquish
Idioma: Español

Duración: Entre 10 y 12 horas
PEGI 1
6

.

Trailer de Quantum Break
Anuncios